La droga legal de los niños, el Azucar

¿Es el azúcar una droga legal para pequeños y adultos?

La droga más consumida en el mundo es el azúcar, cada individuo ingiere un promedio
de 25-30 kg.  de azúcar por año, pero pensamos que en la actualidad consumimos menos azúcar porque cada vez más , endulzamos nuestros cafés e infusiones con edulcorantes sin calorias. Esto no es más que un autoengaño con el que excusarnos del hecho de “no tomar tanta azúcar”. Pero los datos dicen que a pesar de consumir más edulcorantes, seguimos ingiriendo altas cantidades de azúcar perjudiciales para nuestro organismo. 

Los alimentos industrialmente procesados estan cargados de azucares  añadidos para potenciar los sabores, por lo tanto, los azucares se encuentran escondidos en los alimentos que consumimos.

Debemos preguntarnos si lo que estamos consumiendo diariamente, y si lo que le estamos dando a nuestros hijos, son grandes cantidades de alimentos procesados o si les estamos dando alimentos naturales.

Por ejemplo, los jugos de frutas comerciales, están cargados de azúcares añadidos, además del propio azúcar de la fruta. Por tanto, si un bote de jugo lleva ya el azúcar de la propia fruta, imagina cómo sube de nivel si se le añade más. Para realzar el sabor de fiambres y embutidos y de alimentos con carne, se utiliza azucar.

¿Por qué el azúcar es la droga del siglo XXI?

Decimos que el azúcar el la droga de este siglo, por sus efectos sobre el organismo:

  • Produce un cosquilleo en las neuronas de recompensa y motivación
  • Libera dopamina en nuestro cerebro

Una vez consumida,  cuando la sangre absorbe la glucosa, se produce una estimulación que activa nuestro estado de ánimo,  a este momentáneo estimulo, le sobreviene un bajón, cuando el cuerpo deja de recibir glucosa. A partir de ahí, empezamos a sentirnos, inquietos, nerviosos, cansados e irritables, muy pronto nuestro cerebro nos reclamará otra inyección de glucosa, y nos será muy difícil resistir la tentación de comer algo dulce.

Este ciclo repetitivo durante todo el día acaba agotando nuestro organismo y nuestra mente.

El organismo de una persona puede resistir estas sobredosis de azúcar durante unos 20 años, a partir de ahí sobreviene la diabetes por tener un páncreas sobrecargado y enfermo.

De la tendencia que tenga el individuo a las adicciones y de su capacidad para desengancharse, dependerá su grado de dependencia del azúcar.

¿Los niños pueden tomar esta droga?

En los niños, debido a que están en periodo de crecimiento, aprendizaje y formación, la sobredosis de productos azucarados,  tiene un plus añadido, la modificación del paladar, esto hace que rechacen por norma aquellos alimentos con sabores naturales y auténticos.

 

CONSECUENCIAS DE TOMAR AZÚCAR:

  • Destruye el equilibrio de los minerales del cuerpo.
  • Inhibe el sistema inmunológico. Al debilitar las defensas, es probable que aparezcan enfermedades infecciosas.
  • Produce hiperactividad, ansiedad, rápida subida de adrenalina.
  • Aumenta el colesterol malo y disminuye el colesterol bueno.
  • Causa una pérdida de elasticidad en los tejidos.
  • Si ingieres mucho azúcar, puedes sufrir crisis de ataques epilépticos.
  • Es una sustancia adictiva, al igual que lo son el alcohol o el tabaco.
  • Puede provocar dolores de cabeza, derivados a la migraña.
  • Daña las encías y toda la dentadura.
  • Puede causar depresión, el riesgo de padecer gota o incluso alzheimer.
  • En los niños, si estos consumen más azúcar de lo habitual o extra, puede que con el tiempo estos niños sean un poco más lentos a la hora del aprendizaje o de la concentración.
  • Puede dañar el páncreas, el hígado o el riñón.
  • Es un enemigo considerable de la motilidad intestinal.
  • Es muy importante la cantidad que tomamos de azúcar para el caso de la vista. Sabemos que los ojos son muy sensibles a cualquier cosa, si ingerimos una cantidad alta de azúcar habitualmente, es muy probable que comience a aparecer la miopía, incluso en algunos casos cataratas.
  • Por último, recordamos a las personas que padezcan diabetes. Estas personas son las que más cuidado tienen y deben tener, con el tema del azúcar, puesto que no sólo sumaría más problemas a su enfermedad, sino que en muchos casos le puede acarrear hasta la muerte.

 

Nada en exceso es bueno, y tratándose del azúcar será mucho más perjudicial para la salud. Hay que tener especial cuidado con los más pequeños y controlar la cantidad de azúcar que ingieren, para evitar posibles enfermedades futuras, y sobre todo y muy importante para evitar la adicción.